Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

DESARROLLO PSICOLOGICO: EQUIVALENCIA Y CONTROL DE ESTÍMULOS.

J. Saúl Hernández López. Seminario monográfico II. Maestría en Psicología. 1997.


1. INTRODUCCION: Explicar al desarrollo humano como producto de diversas funciones del crecimiento, maduración, evolución y aprendizaje a través del tiempo, coloca en la dinámica de entenderlo como producto de múltiples eventos que intervienen en la conducta y que comparten cualidades y dificultades al buscar explicarlo en su complejidad.

El desarrollo psicológico es un constructo teórico-explicativo de la conducta a través del tiempo, por ello no debería entenderse solo como presupuesto genético, calidad de vida de la condición humana o función de equilibrio y ajuste a la sociedad, ya que ello significara entenderlo como estático o como correcto.

Para estudiar al desarrollo es necesario describirlo y explicarlo en términos de sus variaciones y consistencias funcionales a través de la historia conductual y no solo de su descripción convencional: ¨Desarrollo no es cambio, es movimiento: traslación-alteración, aumento-decremento y generación-destrucción¨ (Averroes, 1978), de la misma forma movimiento es alternativo a extensión, a la dimensión que ocupa, a su propagación...

En las primeras explicaciones histórico-teóricas del desarrollo psicológico, los elementos mas consistentes han sido: la edad como limitante de cantidad y extensión de la conducta, las cualidades de la conducta como repertorios establecidos y lo delimitado por la tradición científica que coloca al desarrollo como un estado de funcionalidad orgánica, al mismo tiempo definido como carente de cuerpo principios teóricos y solo sostenidos por la consistencia de la repetición.

Lo que ha traído como consecuencia que sea esa funcionalidad la que defina estándares de normalidad o de patología conductual, sobre todo al momento de mencionar acomodos, ajustes o búsquedas hacia esos modelos aceptados en

muchas sociedades como absolutos y que los han convertido en dogma.


El desarrollo, como objeto de conocimiento, es estudiado por múltiples

disciplinas, científicas y no científicas, que buscan explicaciones satisfactorias a los

cambios efectivos de la conducta a través del tiempo. Aun cuando cada disciplina entienda tales cambios solo en cortes temporales, por ejemplo al definir el origen del desarrollo o bien al describir su intencionalidad funcional, tal vez queriendo con ello esquivar a la causación como elemento explicativo, pero sin evitar al determinismo.

Tales esquemas han estado propiciado que una buena cantidad de la literatura científica este fusionando conceptos, la mayoría de las veces con poca claridad diferencial entre ellos y buscando con ello intervenir o crear metodología para guiar al desarrollo psicológico como si se tratara de un vegetal al cual se siembra y esperando darle buenas condiciones, se esperaría buen fruto. Confrontando a cada concepto en el contexto de la psicología se tiene que:


1.1 Desarrollo psicológico vs aprendizaje: Uno de los conceptos mas descriptivos, involucrado con el desarrollo Psicológico es el de aprendizaje, convertido por los esquemas empiristas en éxito conductual y modulado por la estructura escolarizada, ha colocado a los cambios progresivos de la conducta como ideal y además como opuesto a lo no controlado. Las referencias a su proceso de análisis por parte de Ribes, E. (1990), han creado buenas condiciones para la reflexión y así ahora se le puede concebir como espacio de logro, no únicamente como concepto nodal explicativo.

El aprendizaje no es la adquisición de nuevas morfologías de respuesta sino la aparición de nuevas funciones de respuesta ya disponibles en el organismo en tiempo y espacio. Su referencia al desarrollo esta en el hecho de que mas que un componente empírico se le ha concebido como equivalente, basta revisar la lógica de la Psicología del Desarrollo infantil para entender como tal proceso ha sido delimitado por las opciones de cambio conductual ofrecido por la eficacia del logro conductual: a mayor aprendizaje mayor desarrollo (v.g. Harzem, P. 1996; Bijou, S. y Baer, D. 1961).


1.2 Desarrollo psicológico vs evolución: Dentro del esquema darwiniano mas ortodoxo, se ha pretendido entender al desarrollo como la explicación individual de la conducta y como producto de su ontogenia como especie (Moore,

R.1978). Sin embargo son dos los espacios de análisis de la evolución: por un lado el elemento de cambio, producto de la transformación del propio hombre a partir de su acción sobre la naturaleza y la sociedad a través del tiempo que modifican su sistema de relación al modificar su entorno y por otro lado la evolución como función producto de las características de los organismos y de las características de su propia especie, caracterizado a su vez por sus cualidades filogeneticas como individuo único.

Evolución no es desarrollo, forma parte de él pero no lo substituye, depende de condiciones del ambiente, ecológicas e históricas, explica pero no define relaciones ya que por la razón de su manejo temporal, no es suficiente el ciclo de vida del hombre para ver su propia evolución mucho menos para manipularla con fines de logro (Ribes, E. 1996 y Kantor, J. 1992). Entenderlo de manera contraria es concebir al desarrollo como meta del hombre, esto es vivir para desarrollarse, no desarrollarse para vivir como parte de procesos de acomodo o ajuste.


1.3 Desarrollo psicológico vs maduración: Una de las características de la conducta es su posibilidad para potencializarse en el transcurso del tiempo.

La conducta tiene variantes dependiendo del tiempo en el que se presente, ello le otorga valores diferenciales a sus referentes y estos a su vez enriquecen o empobrecen las relaciones (Smith,D y Bierman,E. 1987). Por ejemplo caminar o hablar, tienen sus propios matices pero no por su topografía sino porque cuando se camina o se habla se producen consecuencias y estas se producen en diferentes tiempos, así producir señales tanto internas como externas tiene su propio tiempo y producen sus propias consecuencias (Alcaraz, V. 1980).

Una consideración importante en el desarrollo, es observar que la

maduración entabla solo relaciones entre seres biológicos y no psicológicos. La presencia de respuestas orgánicas condiciona la presencia de nuevas funciones no de nuevas relaciones. Si bien es cierto que la conducta adquiere valores per se, en cuanto a lo que produce, eso también lo hace en contextos sin maduración biológica.

Así la condición biológica representa la presencia de funciones y su agotamiento en tiempos precisos de la vida humana, para presentarse posteriormente en nuevas condiciones (como la menstruación). Mientras que los procesos conductuales (psicológicos) pueden prescindir de ellos. Los organismos impedidos de procesos psicológicos, tal vez por alguna disfunción, no lo están al mismo tiempo de los procesos biológicos o viceversa (Peck, S. 1996; Schwartz, I. 1966), es decir lo biológico ocurre en un justo momento, no así lo psicológico.


1.4 Desarrollo psicológico vs crecimiento: Tanto plasticidad, como grado de especialización de las células, son condicionantes importantes para la presencia de situaciones especiales en la existencia de conductas consideradas necesarias (Tanner, J. y Rattray, G. 1978) . Tales como caminar, hablar y otras. Así el aumento y también la disminución de forma, tamaño y estructura orgánica en tiempos y momentos producen determinada funcionalidad y no necesariamente define tipo de relaciones.

Crecer es aumento, aunque también disminución, de masa, tamaño y forma, que diferencian a la estructura no la identifican. Crecimiento implica posibilidades para acceder a comportamientos temporales que tienen que ver con desplazamientos, movilidad o motricidad es decir potencializa a ciertas partes del desarrollo no lo definen.

La literatura medica ha utilizado al crecimiento como condición para el desarrollo al declarar como optimas a ciertas mediciones, sin embargo no hay elementos suficientes para ubicar al desarrollo como parte del crecimiento ni lo contrario.

Lo anterior pretende crear espacios de discusión no posibilidades para estudiar al desarrollo, pero se corre el riesgo de no establecer compromiso con una línea teórica, es decir con alguna definición y eso también produce dificultades, por lo cual es necesario delimitar un nuevo territorio de análisis:


2. DESARROLLO HUMANO: ¿TEORÍA DE LA CONDUCTA?: En la búsqueda de una teoría general que explique el comportamiento individualidad como producto del desarrollo, se ha enfrentado tanto a teorías deterministas, como causales y empíricas que han pretendido crear condiciones para su manejo (Ribes, E. 1990a).

Es cierto que el desarrollo, desde un punto de vista histórico, es la conjunción de dos tendencias opuestas y definidas como ciencia morfológica, en tanto informa sobre la apariencia y funcional en tanto busca al análisis explicativo como elemento de justificación (Roca, J. 1996), pero una y otra se encontraron y en su centro de conjunción tomaron la propuesta del uso de genealogías y con ello se posibilito de manera temporal la descripción de los eventos de la conducta aunque abusando de explicitaciones deterministas que crearon ideales desarrollistas producto de su propia naturaleza, situación que prevalece hasta la actualidad.

La ¨tabla periódica de la conducta¨ fue la búsqueda del ideal de la conducta y a ello se abocaron los mas renombrados psicólogos del desarrollo infantil, tratando de crear sus propias taxonomías (Freud, S. 1901; Piaget, J. 1969; Gesell, A. y Amatruda, 1976; Bronfenbrenner, U. 1986; Stevenson, L. 1994), así bajo implicaciones causales y deterministas aparecieron guías del desarrollo como la de Wiconsin (Guía Portagge), cuya pretensión fue describir ideales de la naturaleza humana. Dichas guías se han sofisticado al grado tal de buscar convertirse en instrumentos de predicción y control, lo que esta indicando que la observación del desarrollo humano se ha estado haciendo mas detallado aunque también mas reducido.

Otro problema que se ha confrontado es la condicionante de aceptar que el objeto de atención ya no es el infante solamente y así cuando las posibilidades de

tales clasificaciones se agotaron y se busco extender su análisis al desarrollo de todo el ciclo de vida humana ya las posiciones estaban definidas y se tomo la decisión de conservar esquemas de interpretación de la medicina que nuevamente cerraron indicadores y así el desarrollo psicológico del feto se explico en términos de tamaño y peso, el desarrollo del adolescente en términos de menstruación o de sexualidad biológica, el desarrollo del adulto en términos de relación sexual y el del anciano en términos de la perdida de funciones biológicas ninguno en términos de Desarrollo Psicológico, esto es de interacciones, porque de lo que se hablaba no era de Desarrollo, ya con esto se tiene un primer elemento psicológico: LA INTERACCION.


2.1 Análisis de transiciones de nivel funcional y actualización de funciones: La transición como aspecto y alteración de tipo cuantitativo en tanto refiere a aumentos y disminuciones temporales en la organización y especificación de la conducta, no es crisis, tampoco impase, ni mucho menos es el objeto de atención del desarrollo.

La transición implica transitoriedad y ello somete a estados alterados de complejidad. La condición para ello es la existencia de referentes como la generalización o discriminación y la búsqueda de estímulos controladores, su intensidad y variación dependen del tipo de dimensiones, también puede ser de la suma de generalizaciones que producen transposiciones (Ribes, E. 1990a).

Pero lo importante es que se genera actividad conductual y así se provee para la actualización de funciones, actúa en lo inmediato, sin generar necesariamente condiciones para el largo plazo. Es en ese sentido que el desarrollo involucra sistemas de transformación de la conducta, a partir de identificar eventos de TRANSICION no de causalidad, en el que cobran importancia las convenciones sociales, esto es cuando la dimensión de la conducta implica su reproducción para salir de estados conductuales de transición.

Transformaciones lingüísticas que implican cambios cualitativos de interacción y alteración organismo-ambiente: Esta parte refiere condiciones de

interrelación de funciones y considera a las alteraciones como parte fundamental e inevitable de las relaciones comportamentales, implica TRANSFERENCIAS en forma de equivalencias y coloca al desarrollo en la posibilidad de contar con nuevos niveles de interacción inclusive con las mismas topografías de respuesta.


Sistema de contingencia con niveles de mediación funcional reciproco: El desarrollo involucra a individuos en desarrollo, no el desarrollo de un individuo, somete a condiciones de interacción y condicionamiento de formas, condiciones, espacio, tiempo, historia y participantes definen sujetos en territorios, en nichos (Staddon, J. E. 1983), en espacios ecológicos y no únicamente en salones de clase desprovistos de significado por el investigador o en laboratorios aparentemente ¨neutrales¨ o en condiciones sociales en constante generación y destrucción de sus elementos generados por la estadística, sobre todo si no se le involucra con otras personas con las cuales se comparten comportamientos, así .

Sistema de relación entre la conducta respondiente y operante: Se puede considerar que este tipo de relación es la materia prima a partir de la cual se deben definir topografías y control de estímulos, son la célula de análisis, pero solo

tiene vigencia artificial, para condicionar moldes operantes de ajuste y de adaptación social a los requerimientos del espacio en estudio. No integra otro tipo de comportamientos, su explicación es solo referida a eventos en desarrollo y su limite esta definido por el manejo de sus variables, lo cual no implica de manera necesaria su restricción causal.


La conducta operante controlada por consecuencias de estimulo, debido al desplazamiento del estimulo causal: El ultimo elemento incluido en el concepto de desarrollo se define bajo condiciones de consecuencia, así la huella se convierte en el estimulo causal mas frecuente o al menos uno de los mas evidentes para describir conductas en desarrollo, las propias consecuencias producen nueva estimulación y así el cambio es producto de su propia consecuencia.

Finalmente el desarrollo integra conductas producto, debe ordenarlas y buscar condiciones para sostenerlas o bien promoverlas en ese aspecto debe mantener condiciones que permitan el control aun cuando las condiciones hayan

desaparecido. Así se debe promover que en las teorías del desarrollo de los procesos básicos existan niveles de interacciones, de transición, de transferencia, contingencial, de relaciones y todas sus delimitaciones especificadas bajo condiciones especiales.


3. DESARROLLO HUMANO: En la búsqueda de esa teoría explicativa del desarrollo psicológico descrito como proceso básico de las interacciones psicológicas, es necesario considerar, de acuerdo con Kantor J. (1975), que aspectos se deben integrar: La interconducta como segmento de análisis, la función de los estímulos, la de las respuestas, el medio de contacto, los contextos de interacción y el sistema reactivo, en el contexto de la teoría descrita anteriormente.

También debe de considerar: los segmentos precedentes y consecuentes, el limite del campo como historia interconductual y el tiempo como variable condicional. No se puede debe entender al Desarrollo Psicológico desprovisto del análisis de la interconducta.

Como ultimo aspecto debe integrar categorías del análisis funcional, ya que como afirma Kantor, J. (En Obregon, F., et. al. 1992): ¨La vida psicológica de un

individuo constituye un desarrollo progresivo de diferentes formas de interacción de las cosas. Este desarrollo deberá depender fundamentalmente de las oportunidades que el individuo tenga para entrar en contacto con objetos y personas...¨.Prosigue la cita: ...¨Estas oportunidades dependen a su vez de las circunstancias biológicas y humanas¨. Per o ¨...las condiciones biológicas incluyen los diferentes procesos de maduración ..., mientras que las condiciones humanas comprenden numerosas circunstancias sociales y económicas...¨.

Lo anterior integra funciones biológicas (maduración y crecimiento), sociales (evolución y aprendizaje) y psicológicas (afectivo, motor y cognitivo, esto es conductual) ya no como explicación del Desarrollo sino como categorías descriptivas no causales.


  1. Control de estímulos: Queda la condición de aceptar que la psicología.

debe entrar a la dinámica de establecer nuevos sistemas de relación que emerjan de tipos de relación que no existían, al menos en teoría, aun cuando si en la realidad cotidiana del comportamiento humano, tanto en términos de equivalencias de procesos , como de simetría de funciones, transferencia, reflexividad y, en términos globales: Actualización de funciones como procesos de desarrollo, involucrando a causalidades y transiciones (equivalencia como proceso y como relación) así como a una nueva organización conductual.










BIBLIOGRAFIA.


Alcaraz, Víctor M. (1980). La función de síntesis del lenguaje. Trillas.

Averroes (traducción Española/1978).Epitome de física. Madrid. Consejo Superior de Investigación Científica. Citado por: Roca I, Balasch. En: Bijou, S. y Ribes, E. (1996). El desarrollo del comportamiento. Universidad de Guadalajara.

Bijou, Sidney W. y Baer, Donald M. (1961). Psicología del desarrollo infantil. #2. Trillas. México.

Bijou, Sidney. y Ribes, Emilio. Coordinadores. (1996). El desarrollo del comportamiento. Universidad de Guadalajara.

Bronfrenbrenner, Uri. 1986. Ecología del desarrollo humano. Interamericana.

Freud, Sigmund. 1907. El desarrollo de la psicosexualidad. Nueva editorial.

Gesell, A. y Amatruda, 1976. El desarrollo del niño de los 0 a los seis años. s/edit.

Harzem, Peter. (1996). La psicología infantil, el desarrollo y los patrones de la acción humana. Un ensayo sobre conceptos y problemas. En Bijuo,S. y Ribes,E. 1996. El desarrollo del comportamiento. Universidad de Guadalajara.

Kantor, J. R. y Smith, N. W. (1975). The science of psichology: an interbehavioralsurvey. Principìa press.

Moore, Ruth. (1979). Evolución. Colección de la Naturaleza. TIME-LIFE.

Obregon, F.; Fimbres, M.C. e Irigoyen, J. Traductores (1992). Fundamentos de la psicología interconductual de J.R. Kantor. Universidad de Sonora. En The science of psichology: an interbehavioral survey. Principia press.

Peck, S.; Wacker, D.; Berg, W. ; Cooper, L. ; Brown, K. ;Richman, D. McComas, J.; Frischmeyer, P. & Millard,Th. (1996). Choice-making treatment of young children’s severe behavior problems. Journal of applied behavioral analysis. 29, 263-290.

Piaget, Jean. (1969). Seis estudios en psicología. Seix barrral.

Ribes, I. Emilio. (1990). Psicología general. Trillas. México.

Ribes, I. Emilio. (1990a). Problemas conceptuales en el análisis del comportamiento humano. Trillas. México.

Roca, Joseph. (1996). Desarrollo y causalidad. En: Bijou, S. y Ribes E. El desarrollo del comportamiento. Universidad de Guadalajara.

Schwartz, I. (1996). Evaluating child behavioral change in natural settings: exploring alternative strategies for data. Vol 16. Topics in early childhood special education 04-01- pp 82. Document help|help index|customer service.

Smith, D. Bierman, E. (1987). Las edades biológicas del hombre. Interamericana.

Staddon, John. (1983). Adaptative behavior and learning. Cambridge University Press.

Stevenson, Lindsday. (1994). Niños genios, hiperactivos o malcriados. Leos.

Tanner, J. Rattray, G. (1978). El crecimiento. Colección científica. TIME-LIFE.